Desde hace mucho años existen distintos modelos de negocio alrededor de todo lo que tenga que ver con una economía más solidaria y justa. Primero empezaron las Cooperativas (que dan la propiedad a los trabajadores), después las llamadas compañías del tercer sector (las que se preocupan por la integración en el mercado laboral de personas con dificultades para competir en igualdad de condiciones) y, por último, el Comercio Justo (compañías que tratan de equilibrar la cadena de valor tradicional y que un eslabón no aplaste al otro). En medio de esto, muchas compañías de capital privado, las clásicas, vamos, han lanzado campañas de marketing con componente solidaria, lo que se ha conocido como “Marketing con Causa”. Ahora nos llega desde USA, como no, un nuevo concepto: el Comercio Basado en una Causa.

El Comercio Basado en una Causa es una operación por la que una parte importante de la transacción económica se destina a causas benéficas. Las compañías que trabajan bajo este modelo están más preocupadas en destinar dinero a organizaciones de carácter benéfico que en crear valor y riqueza para sus accionistas, pero son compañías con accionistas. Serían un paso entre una ONG o Fundación y una empresa “normal”, ya que tiene accionistas, ganan dinero pero destinan una parte importante a Causas Solidarias. La diferencia con las empresas que hacen campañas solidarias es que en una compañía basada en este concepto el objetivo siempre es poder repartir dinero con las causas.

Este tipo de compañías tienen, por supuesto, unas “normas” que cumplir que se basan en tres premisas:

  • Tiene que generar un beneficio social.
  • Destinar parte de sus beneficios o ingresos a causas solidarias.
  • Tienen que ser transparentes tanto en su contabilidad como en el destino del dinero donado (se publica en la web y está accesible a todo aquel que lo pida).

Cada empresa que se basa en el modelo de Comercio Basado en una Causa elige como y cuanto quiere destinar a las causas que defiende. Unas entregan el mismo producto adquirido por el cliente a la causa, como TOMS, unas un valor variable dependiendo del producto vendido,  como July Publishing, y otras el 50% de sus beneficios, como One Hop.

Muchas de estás empresas se encuadran en lo que se conoce en USA como Benefit Corporation, que están legalmente reguladas (que puedes consultar en este post)Pero en España este tipo de compañías no tienen ningún tipo de regulación ni apoyo fiscal así que a todos los efectos son empresas de capital privado.

Y eso es lo que nos inspira en Drakks y por eso queremos trabajar en pos de un mundo mejor bajo el lema “Cambiar el mundo puedo ser divertido”. Así que nos hemos decidido por atraer a todos los Runners Socialmente Responsables para que adquieran sus camisetas en nuestra tienda online y nos ayuden a destinar el 50% de nuestros beneficios a causas solidarias.

¡Únete al movimiento Drakks!

Socio-fundador y CEO de drakks.com. Asesor de empresas en el desarrollo de la estrategia digital ya sea desde la perspectiva de marketing como de la de modelo de negocio. Director del Postgrado en Marketing Online de EADA Business School (Barcelona).

David Soler – who has written posts on El blog de Drakks.


5 Responses to El Comercio Basado en una Causa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− cuatro = 3